Alejandrita

Alejandrita; Significado y poderes

La Alejandrita es la piedra de nacimiento del mes de junio (junto con la perla) y la piedra del aniversario del 55º año de matrimonio. También se considera la piedra del viernes, o la piedra del “Niño del viernes”.

Los colores de la alejandrita son muy contrastados, y nos recuerdan la coexistencia de los opuestos pero también la dualidad de la existencia donde la alegría y la tristeza se suceden.

¿Verde y rojo, paz y guerra, pero también castidad y pasión?

Propiedades de la Alejandrita

Desde su descubrimiento, se le atribuye ser portadora de fortuna, amor y buena suerte, quedando como una piedra de referencia en litoterapia.

En Rusia, país de descubrimiento, es una gema de buen augurio, que enlaza el mundo real con el epiritual, y nos proporciona el quilibrio que necesitamos.

Fomenta la intuición, creatividad y la imaginación, siendo el cristal ideal para el chakra corona, para recibir las buenas energía y el amor del universo.

La Alejandrita fomenta el romance y el amor

También se dice que a través de la piedra, relajando a muchas personas y abriendo su mentee a nuevas relaciones.

  • Esta piedra preciosa nos conecta con nuestros orígenes y nos recuerda cuales son nuestros objetivos importantes.
  • Su luz nos da esperanza e ilumina la oscuridad de nuestras vidas.

Los colores cambiantes de esta gema nos recuerdan que muchas cosas no son lo que parecen, y hay que dejarse llevar por la intuición.



Beneficios para la salud de Alejandrita

Hay muchas maneras en que se dice que las piedras alejandritas ayudan con las dolencias físicas.

  • Se recomiendan para aquellos que se recuperan de una cirugía o de una enfermedad prolongada.
  • Tienen la capacidad de ayudar al sistema a restaurar la energía interna y física. También pueden ser de valor para aquellos que se enfrentan a trastornos crónicos.
  • Los practicantes contemporáneos de la curación con cristales afirman que la piedra preciosa es útil en el tratamiento de las afecciones del bazo y el páncreas, así como en la regeneración de los tejidos neurológicos y en el tratamiento de la leucemia.

Propiedades emocionales del cristal

Las alejandritas también son útiles para el bienestar emocional de uno, así como para promover la autoestima y la capacidad de apreciar el mundo que nos rodea.

La piedra ayuda a desarrollar “cambios de energía interna” que se corresponden con la edad y la maduración.

Las alejandritas pueden ayudar a centrarse en uno mismo. Los metafísicos dicen que los cristales de alejandrita pueden ser usados para ayudar a uno a volver al origen del tiempo y a conectarse con el comienzo de su desarrollo.

El poder de los opuestos

Los rusos la consideraban como una piedra que aportaba armonía y equilibrio al unir el Cielo y la Tierra.

La piedra de Alejandrita precipitó y fortaleció los lazos de amistad y amor, reuniendo a las almas gemelas.

La alejandrita, por el uso que se le dio y que continúa, también simboliza el poder y la autoridad.

Se dice que asegura el éxito social, la adquisición de bienes, fortalece la palabra y el carisma de los hablantes, y les da intuición.

Por lo tanto, se recomienda a los políticos, a los dirigentes y a todos aquellos que deseen alcanzar una posición de liderazgo, especialmente cuando el espíritu de justicia los guía.

Propiedades de la alejandrita

Origen e Historia de la Alejandrita

Es una gema extremadamente rara y relativamente moderna. No comparte la historia antigua y la tradición de la mayoría de las otras gemas debido al hecho de que fue descubierta por primera vez en el siglo XIX.

El nombre de Alejandrita proviene del hecho de que la gema fue descubierta por primera vez en las minas de esmeraldas cerca del río Tokovaya en los Montes Urales de Rusia en 1830, el día del cumpleaños del Príncipe Alejandro II de Rusia.

Historia de su descubrimiento

Un día los mineros trabajaban solos en las montañas, recolectando esmeraldas. Un minero recogió algunas piedras, que parecían esmeraldas y las llevó de vuelta al campamento al final del día.

Pero a la luz de la fogata, las piedras brillaban con un brillante tono de rojo. Los mineros estaban perplejos.

Cuando llegó la mañana y vieron que las piedras volvían a ser verdes a la luz, se dieron cuenta de que habían encontrado una nueva y misteriosa gema.

En 1839, las piedras fueron identificadas y nombradas “alejandritas”. Debido a que las piedras aparecían verdes o rojas, los mismos colores de los colores militares de la antigua Rusia imperial, la piedra se convirtió en la piedra nacional de la Rusia zarista.



Con el tiempo, la alejandrita se convertiría en una de las piedras preciosas más apreciadas entre la aristocracia rusa. Sin embargo, la abundancia de alejandritas en Rusia no duró para siempre.

Prácticamente toda la alejandrita de Rusia fue extraída durante el siglo XIX.

Gemología y Propiedades físicas de la alejandrita

La alejandrita es una variedad del mineral crisoberilo, pero lo que la diferencia de otras variedades del mineral, como el ojo de gato, es la presencia no sólo de hierro y titanio, sino también de cromo como impureza principal.

Esta combinación de elementos da como resultado el color verde de la gema.

La alejandrita puede ser casi de color esmeralda, pero es más a menudo verde amarillento o verde parduzco.

Los tonos verdes más apreciados de una alejandrita pueden describirse como “esmeralda, hierba, espléndido o elegante” y el tono rojo puede describirse como “rubí, columbino, granate, frambuesa o ardiente”.

Cuanto más opaco es el color, más cara es la piedra. Las piedras de una variedad más clara se describen en color como “hierba opaca, grisácea, opaca, oliva u hoja de olmo“, mientras que el tono rojo se puede denominar “turbio, canela, veneciano, coral opaco o marrón“.

La principal característica de la Alejandrita es la capacidad de cambiar de color si se expone a una fuente de luz rica en rayos rojos.

Esta metamorfosis se llama pleocroísmo: Bajo tal luz, como la luz de las velas o la luz artificial, la piedra se vuelve roja o rojiza.

Este pronunciado cambio de color es muy apreciado. Las alejandritas más valiosas son de un verde brillante, y cambian de color a un rojo ardiente bajo la luz. La piedra ha sido llamada “esmeralda de día, rubí de noche“.

El cambio de color como este también ocurre en el zafiro y la turmalina, pero la alejandrita muestra el cambio más dramático.

La alejandrita se encuentra generalmente en tamaños menores de cinco quilates. Es superada en dureza sólo por el diamante y el corindón.

Es por esto, y porque es una de las gemas más raras del mundo, que la alejandrita puede ser una de las piedras preciosas más costosas del mundo.

Las alejandritas han sido encontradas en Rusia y en Brasil, Sri Lanka, Tanzania, Zimbabwe, Birmania, India y Madagascar.

Cuidado y limpieza de sus joyas de alejandrita

La alejandrita está clasificada como “excelente” para el uso diario, sin embargo hay que tener cuidado y protegerla de los productos químicos fuertes, las temperaturas extremas y los arañazos.

La mejor manera de limpiar la piedra es con un jabón suave y agua tibia, usando un cepillo de dientes suave.


** La información proporcionada aquí es sólo para entretenimiento y referencia. Está basada en siglos de folclore, la mayoría de los cuales son las piedras de nacimiento de sus seres queridos, o su combinación favorita de colores de antes de la era de la ciencia moderna.

Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *