Turquesa

Turquesa: Propiedades y Uso de esta Piedra

La más legendaria de todas las piedras, el cristal de turquesa ha alcanzado el estatus de estrella de rock en el mundo de los minerales curativos.

Su deslumbrante tono azul verdoso apareció en el antiguo Egipto alrededor del año 6000 a.C., donde fue incorporado en amuletos protectores y joyas reales para reyes como Tut y Cleopatra.

Una de las primeras piedras preciosas que se conocen, el significado del cristal turquesa fue considerado una piedra sagrada por los nativos americanos, quienes lo utilizaron como una poderosa herramienta de curación para crear una conexión entre el cielo y la tierra.

A nivel celular, esta piedra todo en uno es considerada un sanador maestro porque promueve un flujo energético de la más alta vibración de amor, el súper alimento espiritual para sanar al mundo.

Significado de la Turquesa

Aquí hay una interesante curiosidad histórica: Los colores vibrantes y distintivos de la piedra de cristal turquesa añaden un toque de color a las fachadas decorativas de los lugares sagrados, incluyendo el Taj Mahal en la India.

El significado del cristal turquesa es el color brillante que evoca la imagen de las aguas deslumbrantes que rodean una isla paradisíaca, con tonos azul-verdosos dependiendo de su contenido en cobre y hierro.



Similar a la Esmeralda, este cristal simboliza los océanos que inundan la superficie de la tierra. Pero lo que hace que esta piedra destaque es su patrón natural de telarañas, un efecto visual sorprendente gracias a los depósitos de óxidos de hierro.

Características de la Turquesa

En la curación con cristales, el significado de la piedra de cristal turquesa se asocia con la protección personal, lo que lo convierte en un popular escudo protector para los guerreros antiguos que se dirigen a la batalla.

El brillante e impresionante matiz del cristal turquesa ha sido descubierto en las máscaras ceremoniales y en el equipo de batalla de los aztecas, una tribu que veneraba esta piedra decorativa por su capacidad de proporcionar protección personal contra las fuerzas negativas.

En el caso de los antiguos, sirvió como guardaespaldas contra los merodeadores invasores y otros desafíos de la antigüedad.

Según la leyenda persa, se creía que la piedra de cristal turquesa traía buena suerte cuando reflejaba la luz de la luna nueva.

Propiedades de la Piedra Turquesa

Una piedra protectora utilizada durante miles de años, la turquesa es el bálsamo espiritual de un corazón que ha sido agrietado por viejas heridas emocionales y estrés crónico. Puede que la vida moderna no sea un episodio de El juego de los tronos, pero tiene su parte de momentos de levantamiento de las cejas.

Dondequiera que estés en tu viaje, deja que la turquesa sea tu oasis de bienvenida en un desierto espiritual, una piedra con vibraciones energéticas ligadas a los elementos dadores de vida del agua y el aire.

La palabra “turco” en francés, que significa cristal turquesa, se hizo muy conocida en todos los continentes, gracias a las antiguas rutas comerciales de la Ruta de la Seda, que trajeron esta valiosa piedra desde Turquía a Europa Occidental.

La turquesa se convirtió rápidamente en el brindis de Europa, abriéndose camino en el linaje real que se remonta a Marie-Louise y su diadema real, un regalo de bodas de su marido Napoleón I.



Cómo usar la turquesa

Trae a la turquesa a la fiesta y siempre tiene un compinche que le cubre las espaldas. Al igual que el Cuarzo y su capacidad para accionar la electrónica y los relojes, las propiedades curativas del cristal de Turquesa son programables, lo que le permite la oportunidad de mecerse en su vibración más alta mediante el establecimiento de intenciones de curación específicas.

Un amuleto de buena suerte para la salud y la abundancia, usa la Turquesa para realinear tus centros de energía, ayudando a despejar el camino hacia una conciencia superior.

Disfrute de los beneficios terapéuticos de la tranquilidad y la calma cuando mejore los efectos de las propiedades del cristal turquesa incorporándolo a su meditación diaria.

Con esta piedra mágica, mantente siempre conectado a la energía curativa del agua, el elemento vivificador que sostiene el planeta y los orígenes de la vida misma.

Simplemente mirando la piedra y diciendo afirmaciones positivas, como “Estoy curado”, mantén la turquesa cerca y úsala para ayudar a desbloquear las infinitas posibilidades del universo.

Atractiva y vibrante, la joyería de turquesa añade un toque de color a tu ropa, trayendo un toque de bienvenida a tu hogar.

Comparte con tus amigos...

Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *